foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Spaghetti al pomodoro

Spaghetti al pomodoro

Con esta receta tan italiana queda inagurado oficialmente The Food Mood :). Y como de cocina casera, sencilla y natural se trata, nada mejor que empezar con uno de los platos estrella de mi casa. En Italia se dice, y llevan toda la razón, que no hay un plato más sencillo y bueno que la pasta al pomodoro pero que sea fácil no quiere decir que se pueda hacer "de cualquier manera": unos espaguetis de buena calidad, tomate fresco y en su punto (lo que cada vez es más difícil de encontrar), parmesano, albahaca fresca, aceite de oliva.

Unos de los trucos para que ésta, o cualquier otra pasta, salga perfecta está en no eliminar completamente el agua de cocción colándola en un colador para después añadirla a la sartén. Es mejor sacarla directamente de la olla a la sartén con un tenedor para pasta; con la pasta llegará a la sartén un poco de su agua de cocción que, gracias al contenido de almidón, al saltear la pasta, creará una cremilla fantástica.

¡Resultado de cinco estrellas asegurado!

 

Ingredientes para 4 personas:
320 gr de espaguetis
1 diente de ajo
Aceite de oliva virgen extra
2-3 tomates hermosos, maduros
Sal gorda
Albahaca fresca
Queso parmesano

Preparación:
1. Poner abundante agua a calentar en una olla alta y capiente.
2. Pelar los tomates: si están muy maduros se podrán pelar fácilmente. Si no es así, practicar un corte en la base en forma de cruz y pasarlos por agua hirviendo durante 30-60 segudos. Pelar inmediatamente.
3. Eliminar las semillas internas y cortar en trocitos no muy pequeños
4. En una sartén poner un buen chorreon de aceite de oliva y el diente de ajo aplastado ligeramente.
5. Poner a calentar la sartén y dorar ligeramente el ajo.
6. Añadir el tomate y saltearlo un poco. A mí me gusta que quede aún un poco crudo. Apagar la sartén.
7. Cuando el agua de la pasta empiece a hervir añadir sal gorda, tiene que quedar ligeramente salada.
8. Añadir la pasta y cocer al dente.
9. Encender de nuevo la sartén con el tomate. Añadir la pasta y saltear un par de minutos. Si vemos que queda un poco seca se puede añadir unas cucharadas del agua de cocción.
10. Ya fuera del fuego se puede añadir un chorreoncito de aceite crudo. Removemos bien y servimos con unas hojas de albahaca fresca y un buen parmesano rallado al momento.

Albóndigas de calabacín

Albóndigas de calabacín