foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Pollo al horno con patatas

Pollo al horno con patatas

¿Hace cuánto que no has comido un buen pollo al horno? uno de esos de campo, hechos por tí, con sus patatas y sus dos horas y pico de cocción... 

Admito que ir a comprarlo ya hecho es tentador, fácil y rápido pero no hay color. Te lo aseguro.

Esta receta típicamente dominguera para mí es un recuerdo de infancia. Me la hacía mi abuela y con ella creo que me hacía la niña más feliz del mundo. Recuerdo perfectamente el efecto que creaba en mí el olor del pollo en el horno (en plan perros de Pavlov :).

La receta que os cuento hoy es una v. 2.0 ya que no recuerdo que mi abuela inyectase soluciones salinas al pollo pero es una de esas técnicas que merece la pena probar.

Quedo a la espera de vuestros "uhmmmm!!!"

Ingredientes para un pollo de unos 3,5-4 kg:
1 pollo (a poder ser de campo o de corral)
Brandy
Sal fina y sal gruesa
Mantequilla
Aceite de oliva
2-3 cebolletas
Romero fresco
3 limones
1 jeringa con aguja

Preparación:
1 Empezamos preparando el pollo. Eliminamos, si los hubiera, los restos de plumas y lo lavamos y  secamos. Atamos las patas con hilo de cocina para que durante la cocción no pierda la forma.

2 Encendemos el horno a 180 °C. 

3 A parte, mezclamos 100 ml de agua, 100 ml de brandy y 3 cucharaditas de sal fina; removemos bien hasta que la sal esté bien disuelta. Con la jeringa, inyectamos la solución en la carne, en distintas partes del pollo. Tendremos cuidado de no agujerear la piel demasiado ya que, durante la cocción, se podría romper.

4 Tomamos una bandeja de horno con los laterales un poco altos, disponemos el pollo, salpimentamos por fuera y, en la cavidad, introducimos las cebolletas, unas ramas de romero y un limón cortado por la mitad.

5 Derretimos la mantequilla y pincelamos toda la superficie del pollo y lo metemos en el horno caliente.

6 Pelamos las patatas y las cortamos en gajos. Las ponemos en un cuenco y las condimentamos con sal gorda, pimienta y aceite de oliva; removemos bien masajeando con las manos. Cortamos el resto de los limones en gajos o cuartos.

7 Pasada la primera media hora, sacamos el pollo del horno y, de nuevo, lo pincelamos con mantequilla derretida. Incorporamos las patatas, los limones y lo regamos con un poco de brandy (si os gusta mucho el limón, podéis pasar medio limón por la superficie o añadir un poco de zumo).

8 Volvemos a meter el pollo en el horno y continuamos la cocción durante al menos otra hora y media. Lo regaremos de vez en cuando con su mismo jugo, pincelándolo también con mantequilla derretida.

Nota: el tiempo de cocción del pollo puede variar según el tamaño del animal. Para saber si está en su punto hay que medir, con una sonda o un termómetro de carne, la temperatura de la carne en su parte más interna. Cuando llegue a los 85 °C, el pollo estará listo.
Otra forma de saber si está listo es pinchar la carne (la zona de la pechuga es la que tarda más en cocer), si el jugo que sale es claro, no rosado, la carne está bien cocida.

Galletas super sanas para el desayuno

Galletas super sanas para el desayuno

Bundt cake con té matcha y frutas del bosque

Bundt cake con té matcha y frutas del bosque