foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Pestiños, torrijas y roscos de Semana Santa

Pestiños, torrijas y roscos de Semana Santa

Aunque no lo parezca dentro de nada llega la primavera y la Semana Santa.

Y digo aunque no lo parezca porque por un lado hace un frío que pela y por otro parece que fue ayer que estaba publicando la receta de las hojaldrinas y los mantecados... La vida sigue y velocidad de la luz! y aquí estoy de nuevo compartiendo con vosotros los dulces de semana santa de mi niñez, los que más me gustan que, obviamente, no son los únicos!

¿Será por recetas de dulces? Monas, buñuelos, leche frita, flores fritas... etc, etc, etc. Pero mis favoritos son, sin lugar a dudas, los pestiños (porque me encanta el crujiente mezclado con la miel), las torrijas (porque me maravilla su sencillez) y los roscos (porque me teletransportan a cuando era chica y la felicidad era comerse dos en vez de uno).

Ahora soy mayor y estoy lejos de casa pero no importa porque hace falta muy poco para poder disfrutar de todos ellos.

¿Te animas tú también a prepararlos en casa?

 

Ingredientes para los pestiños:
(la cantidad depende del tamaño de nuestros pestiños)
200 ml de aceite de oliva
200 ml de vino blanco
200 ml de anís o aguardiente
1 vaso de 200 ml de azúcar
1 cucharada de semillas de anís
1 huevo
400 gr de harina
La cáscara de 1 limón
250 gr de miel
Aceite para freír

Preparación:
1
Preparamos una sartén con los 200 ml de aceite, ponemos a calentar y cuando esté bien caliente freímos la cáscara de limón. Retiramos y dejamos enfriar el aceite.

2 Mezclamos el aceite frío, el vino, el aguardiente o anís, las semillas de anís machacadas (en un mortero), el azúcar y el huevo. Empezamos a añadir harina hasta que obtengamos una masa que no se pegue a los dedos. Necesitaremos unos 400 gr de harina pero puede variar dependiendo de la humedad del ambiente, el tipo de harina, etc.

3 Formamos con la masa pequeñas bolitas que luego extenderemos con el rodillo para darles forma rectangular. Con los dedos mojados en agua unimos dos de los extremos opuestos obteniendo la típica forma de los pestiños.

4 En una cacerola desleímos la miel con un par de cucharadas de agua a fuego lento.

5 Freímos los pestiños en abundante aceite caliente a 180º. Dejamos escurrir en papel de cocina y, cuando estén bien escurridos, los pasamos por la miel para que se cubran por todos lados.

6 Servimos fríos con un poco de canela en polvo. Se conservan durante 5-6 días.

torrijas-semana-santa.jpg

Ingredientes para las torrijas:
Pan “sentao” (o del día anterior) - hogaza o barra
Leche
Aceite para freír
Azúcar
Canela en polvo

Preparación:
1
Cortamos el pan en rodajas de un 1,5 cm aproximadamente. Las mojamos en la leche eliminando el exceso. Tienen que quedar mojadas pero sin que lleguen a ponerse blandas.

2  Freímos las rodajas en abundante aceite caliente a 180º hasta que estén doradas por los dos lados sin llegar a tostarse.

3 Las dejamos escurrir en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

4 En un plato mezclamos azúcar y canela en polvo en la proporción que más nos guste y rebozamos las rodajas de pan fritas.

5  Servimos las torrijas templadas o frías. Se conservan bien tapadas durante un par de días.

 

roscos-semana-santa.jpg

Ingredientes para unos 30 roscos:
1 huevo
2 cucharadas de aceite
Un trozo de cáscara de naranja o limón
2 cucharadas de leche
3 cucharadas de azúcar
½ cucharadita de levadura en polvo
Harina (unos 200-250 gr pero la cantidad puede variar, se va añadiendo hasta que con la masa se puedan formar los roscos)
Aceite para freír

Preparación:
1
Preparamos una sartén con las dos cucharadas de aceite. Cuando esté caliente freímos la cáscara de limón o naranja con cuidado de no tome mucho color, la retiramos y dejamos enfriar el aceite.

2 Batimos el huevo. Añadimos el azúcar, la leche y el aceite frío.

3 Mezclamos la harina con la levadura y la empezamos a añadir a la mezcla anterior hasta que obtengamos una masa consistente, lisa y maleable. Puede que tengamos que añadir algo más de harina. La consistencia de la masa ha de ser lo suficientemente densa para poder formar los roscos.

4 Con los dedos untados en aceite formamos los roscos, ni muy grandes ni muy pequeños y los freímos en abundante aceite caliente a 170- 180º hasta que estén bien dorados por fuera. Os aconsejo hacer siempre una prueba con uno o dos roscos para ver cuánto tardan en freir para que se queden dorados por fuera y hechos por dentro.

5 Dejamos enfriar completamente antes de servir. Se conservan en una caja de lata durante algunos días.

Trenza vertical con pasta danesa

Trenza vertical con pasta danesa

Limones en salmuera

Limones en salmuera