foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Frozen yogurt de chocolate

Frozen yogurt de chocolate

Lo admito: no puedo vivir sin helado.

En cualquiera de sus formas, clásico, artesanal, de bote, de leche o fruta, en barquillo o copa. Me gusta mucho, muchísimo y, repito, no podría vivir sin él :)

En mi casa nunca se abre la estación de los helados porque en realidad nunca se cierra. Hace años mis compañeros tuvieron que darse cuenta y me regalaron una máquina para hacer helados que, aún viviendo en el país del helado por excelencia, le doy una caña para nada indiferente.

Un helado que aún no había probado es este frozen yogurt que reconozco que me ha conquistado por su facilidad, rapidez y porque está realmente bueno.

La receta la he sacado de este libro y creo que no será la última que probaré :)

El yogur que utilizan es el de estilo griego, más contundente y cremoso que el yogur clásico. Al contener una buena parte de agua si se congela durante mucho tiempo pierde cremosidad por lo que recomiendo tomarlo recién hecho.

Si por el contrario prefieres, o necesitas, prepararlo con antelación, al final de la receta te cuento como hacerlo ;-)

Ingredientes para 4 personas

Ingredientes para el frozen yogurt:
250 gr de yogur griego
60 ml de nata fresca líquida
60 gr de azúcar
60 gr de chocolate fondente (sin leche - 70% min. di cacao)
15 gr de cacao en polvo sin azúcar

Ingredientes para la salsa de chocolate:
50 gr de chocolate fondente (sin leche - 70% min. di cacao)
50 ml de leche entera
20 gr de mantequilla
20 ml de nata fresca líquida
20 gr de azúcar

Ingredientes para los frutos secos caramelizados:
150 gr de frutos secos variados (crudos y sin cáscara)
100 gr de azúcar
100 ml de agua

frozen-yogurt_ii.jpg

Preparación:
1.
Preparamos un baño maría. Para ello ponemos una cacerola con agua a calentar y, encima, una cacerola o recipiente más pequeño que no llegue a tocar el agua.

2. En el recipiente ponemos la nata y el chocolate en trozos y removemos hasta que el chocolate se haya disuelto y la nata se haya amalgamado completamente.

3. Apagamos la lumbre y añadimos el azúcar y el cacao en polvo. Removemos bien hasta que no queden grumos.

4. Apartamos y añadimos el yogur. Removemos bien hasta que los ingredientes estén totalmente incorporados.

5. Para preparar el helado podemos utilizar la heladera (estará listo en una media hora) o, si no disponemos de heladera, podemos poner la crema en un recipiente apto para el congelador. Lo metemos en el congelador y lo sacamos cuando haya pasado una hora. Lo removemos bien con unas barillas para eliminar los cristales de hielo y lo volvemos a poner en el congelador.

6. Repetiremos esta operación una o dos veces más hasta obtener la consistencia deseada.

7. Mientras se congela podemos preparar la salsa de chocolate.

8. Ponemos a calentar la nata con la leche. Cuando esté a punto de hervir la apartamos del fuego y añadimos el chocolate en trozos. Removemos hasta que se haya disuelto completamente.

9. Incorporamos la mantequilla y el azúcar removiendo hasta que la mantequilla se haya incorporado y el azúcar se haya disuelto. Dejamos enfriar.

frozen-yogurt_iii.jpg

10. Por último preparamos los frutos secos. Con un cuchillo afilado trituramos los frutos secos. Preparamos una placa forrada con papel de horno y disponemos en una sola capa los frutos secos.

11. En un cacito mezclamos el agua y el azúcar y los ponemos a calentar. Removemos hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.

12. Llevamos a ebullición. Bajamos un poco la lumbre y dejamos cocer hasta obtener un caramelo dorado.

13. Vertimos el caramelo por encima de los frutos secos y dejamos que se enfríe. Cuando el caramelo esté frío lo rompemos con las manos para crear "miguitas" de frutos secos con caramelo. Algunos trocitos quedarán más pequeños; otros más grandes.

14. Servimos el frozen yogurt acompañado de la salsa de chocolate y los frutos secos.

15. Si preparamos el frozen yogurt de un día para otro, o si lo dejamos demasiado tiempo en el congelador, al sacarlo del congelador veremos que estará muy duro. Tendremos que sacarlo unos 20 minutos antes de servir.

16. Si queremos que quede más cremoso, podemos proceder de la siguiente manera: lo sacamos 1 hora antes y esperamos a que se ablande un poco. Lo batimos con la batidora y lo volvemos a poner en el congelador hasta el momento de servir.

Rollitos de ñoquis de requesón y berenjena

Rollitos de ñoquis de requesón y berenjena

Ragú de verduras

Ragú de verduras