foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Rollitos de ñoquis de requesón y berenjena

Rollitos de ñoquis de requesón y berenjena

Hay libros que los tienes en la estantería y no se sabe por qué un día te llaman porque tienen algo importante que decirte :)

Eso pasa también con los libros de cocina y, en particular, a mí me ha pasado con el libro Ottolenghi, the cookbook, que durante todo el tiempo que lleva en mi librería no me había llamado mucho la atención. Sí, me gusta su estilo. Sus recetas, son de ese tipo de recetas que puedes hacer en cualquier momento: interesantes, diferentes, fáciles y llenas de vegetales, como me gustan a mí... pero no sé por qué, hasta este momento no me había enamorado realmente de ninguna de ellas.

Hace unas semanas me fijé en la receta que os traigo hoy y ya es la segunda vez que la hago. Se trata de unos ñoquis de requesón, con queso y piñones, envueltos en berenjenas y una mantequilla con salvia: ¡explosión de sabor!

La receta lleva un poquito de tiempo (como toda la comida casera rica) pero os aseguro que ya sea en casa con la familia o para una cena con amigos saldréis por la puerta grande.

Ingredientes para 4 personas:

Ingredientes para los ñoquis:
250 gr de ricotta o requesón
30 gr de piñones
2 yemas
35 gr de harina + la necesaria para emborrizar
40 gr de parmesano rallado
Hierbas frescas (como perejil, albahaca o cebollino)
Sal, pimienta, nuez moscada

1 berenjena mediana
Aceite de oliva
Sal
Parmesano rallado

80 gr de mantequilla de buena calidad
15-20 hojas de salvia fresca

Preparación:
1.
Ponemos los piñones en una sartén, sin aceite u otro tipo de grasa, a calentar y los tostamos durante un par de minutos teniendo cuidado de que no se quemen o oscurezcan demasiado. Apartamos.

2. En un cuenco ponemos el requesón, los piñones, las yemas, la harina y el parmesano rallado. Añadimos hiervas frescas al gusto trituradas al momento, salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada rallada al momento. Mezclamos bien hasta que los ingredientes estén bien amalgamados.

gnocchi-requeson_iii.jpg

3. Preparamos un cuenco con un colador y un paño limpio. Disponemos la crema de requesón dentro y la dejamos reposar toda una noche en el frigo (o un mínimo de 4 horas) para que pierda humedad.

4. Al día siguiente empezamos preparando las berenjenas. Tomamos la berenjena y la cortamos en láminas finas. Es posible que sobre, utilizaremos solo las láminas más grandes.

5. Pincelamos las berenjenas con un poco de aceite de oliva, por ambos lados, y las cocemos en una sartén caliente hasta que estén bien hechas. Es importante vigilar constantemente la temperatura porque las berenjenas toman color rápidamente. Las vamos cociendo y salpimentando una vez que estén listas. Apartamos.

gnocchi-requeson_iv.jpg

6. Sacamos la crema de requesón del frigo y formamos 8 cilindros (como si fueran croquetas). Pasamos los ñoquis por harina y eliminamos el exceso.

7. Ponemos a calentar una olla con abundante agua. Cuando empiece a hervir añadimos sal gorda. El agua tiene que quedar sabrosa, no salada. Cuando empiece a hervir de nuevo echamos los ñoquis. Es mejor cocerlos de dos en dos para evitar que se peguen. Los ñoquis cuecen rápidamente, necesitaremos solo 2-3 minutos. Están listos cuando suban a la superficie.

gnocchi-requeson_v.jpg

8. Colamos los ñoquis y los pasamos a un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de agua. Una vez eliminada los pasamos a un plato para evitar que el papel de cocina se les pegue.

9. Tomamos las láminas de berenjena y, uno a uno, envolvemos los ñoquis. Los disponemos en una fuente de horno.

gnocchi-requeson_vi.jpg

10. Calentamos el horno a 180°C. Espolvoreamos con parmesano rallado y ponemos en el horno durante 15 minutos. Terminamos con 5 minutos de grill.

11. En una sartén ponemos la mantequilla y las hojas de salvia y ponemos a calentar hasta que la mantequilla esté derretida. Una vez derretida la dejamos cocer hasta que haya adquirido un color avellana.

12. Sacamos los ñoquis del horno y servimos acompañados de un poco de mantequilla y unas hojas de salvia.

Es una receta estupenda que podéis servir como un segundo vegetariano acompañado de una insalada de lechuga, tomate y aguacate o como entrante, haciendo en este caso, los ñoquis más pequeñitos.

Croquetas caseras

Croquetas caseras

Frozen yogurt de chocolate

Frozen yogurt de chocolate