foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Helado de cerezas y almendras

Helado de cerezas y almendras

En Italia no todo es pasta... ¡No, no no!

No me quejaré nunca de la cantidad de pasta que se come en este país (por cierto, os he dicho ya que he sacado un libro sobre ella ;-) Pero no solo de pasta vive el hombre... Otras muchas de las cosas por las que me vuelvo loca son el pan, la pizza y, por supuesto, el gelato.

El que os presento hoy no es lo más italiano del mundo. De hecho la idea es de Linda Lomelino, una sueca morenaza autora de uno de mis blogs favoritos y de libros maravillosos como Lomelino's Ice Cream. Maravilloso porque está lleno de fotos de lujo y de ideas que van siempre un poco más allá. Un ejemplo es este helado de cerezas y almendras el cual comparto con vosotros con algún toque TFM (léase the food mood ;-).

Os invito a probarlo porque es super fácil y tendréis el ¡éxito asegurado!

gelato-cereza-almendras_ii.jpg

Ingredientes:
50 gr de almendras crudas
1 cucharada de jarabe de arce
200 gr de cerezas
2 cucharadas de agua
40 gr de azúcar
230 gr de nata líquida fresca
160 ml de leche entera fresca
1 cucharada de extracto de vainilla
2 cucharadas de licor o jarabe de cereza
50 gr de chocolate blanco

Preparación:
1.
Empezamos preparando las almendras. Ponemos a calentar un cazo con agua y cuando empiece a hervir añadimos las almendras. Las dejamos un par de minutos, las colamos y las pelamos. Dejamos que se enfrien.

2. Cuando estén frías las cortamos, groseramente, en láminas. Preparamos una sartén y, cuando esté caliente, añadimos las almendras. Dejamos que tomen un poco de color, incorporamos el jarabe de arce y removemos bien. Apartamos y dejamos enfríar. Cuando estén frías las desmenuzamos un poco con los dedos.

3. Lavamos y eliminamos el hueso de las cerezas. Las cortamos en 4. Ponemos en un cazo las cerezas, el azúcar y el agua y ponemos a cocer. Dejamos cocer a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto y las cerezas estén tiernas. Apartamos y dejamos enfríar.

4. Cuando estén totalmente frías añadimos la nata, la leche, el licor (o jarabe o los dos) y el extracto de vainilla. Mezclamos bien y dejamos enfriar en el frigo al menos durante un par de horas.

5. Pasado este tiempo ponemos la crema en la máquina para hacer helado. Tardará una media hora en estár listo. Cuando queden 5 minutos añadimos las almendras.

6. Mientras tanto ponemos a derretir el chocolate blanco al baño maría, es decir, en un cuenco posicionado encima de una olla con agua hirviendo. El calor del agua hirviendo derrite el chocolate en el cuenco sin que el agua llegue a tocar este último. Cuando esté totalmente derretido apartamos.

7. Pasamos el helado a un recipiente o contenedor para helado y por capas vertemos a hilo el chocolate blanco: ponemos una capa de helado y vertemos chocolate; ponemos una segunda capa y vertemos más chocolate, etc. Así hasta acabar el helado y el chocolate. El chocolate al caer sobre el helado se enfría rápidamente creando trocitos que luego nos encontraremos al comerlo.

8. Nuestro helado está listo para servir. Si ha pasado bastantes horas en el congelador lo dejaremos reposar unos 5 minutos fuera antes de servirlo.

Nota:
Si no dispones de una máquina para hacer helado el proceso es un poco más complicado... ¡pero no imposible! Una vez que tengas la crema con la leche, la nata, la fruta ya lista, el jarabe o licor y el extracto de vainilla, ponla en un contenedor para helados y métela en el congelador. Cada dos horas, más o menos, saca la crema del congelador y bátela enérgicamente con un tenedor para romper los cristales de hielo. Tendrás que repetir la operación dos o tres veces.
En la última vez incorpora las almendras y el chocolate blanco derretido y añadido a hilo.

Punch de fruta de la pasión

Punch de fruta de la pasión

Cómo hacer mató casero

Cómo hacer mató casero