foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Lasaña integral de espinacas

Lasaña integral de espinacas

Pues nada chicos, se acabaron las Navidades y con ellas (ya era hora) los aperitivos, las cenas, las comidas y, sobre todo, las comilonas.

Este año hemos vuelto con la idea no tanto de hacer dietas (que me aburren y entristecen) sino de mejorar la alimentación. Esto incluye más frutas, más verduras y, también, menos carnes rojas y embutidos.

No voy a intentar "venderos" una lasaña como comida light :-P pero sí que es verdad que esta lasaña es diferente y si no mirad los ingredientes: espinacas, requesón y tomate que toman el lugar de carne y bechamel a go-gó. Además, la harina integral de la pasta no asegura un aporte de fibras mayor que la lasaña clásica.

Si a todo esto añades el lujazo de una pasta hecha en casa... no hay color. No dejaré nunca de daros el rollo con las cositas hechas en casa :) Gana tu bolsillo, gana tu salud y, por qué no, echas un buen rato en la cocina.

Qué me dices, ¿te unes a nosotros?

lasaña-espinacas-ii.jpg

Ingredientes para 4-5 personas

Para la pasta:
200 gr de harina integral
2 huevos

Para el relleno:
500 gr de espinacas frescas
250 gr de ricotta o requesón fresco
220 ml de tomate triturado
250 gr de mozzarella fresca
2 dientes de ajo
Aceite de oliva extra virgen
Sal, pimienta y nuez moscada
100 gr de parmesano rallado

Preparación:
1. Empezamos preparando la pasta. Para ello disponemos la harina en forma de volcán y rompemos los huevos en el centro. Con un tenedor empezamos batiendo los huevos e incorporando, poco a poco, harina de los bordes. Cuando la masa empiece a ser más consistente podemos pasar a amasar con las manos. Amasaremos durante unos 5 minutos, hasta que los ingredientes estén bien amalgamados. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en el frigo durante, al menos, 30 minutos.

lasaña-espinacas-iv.jpg

2. Pasamos al relleno. Lavamos y secamos bien las espinacas; les quitamos el rabito central si es muy duro. Este paso nos lo podemos ahorrar si en vez de espinacas compramos espinacas tiernas (ya sabéis, las de las hojitas pequeñas ;). También se puede realizar el relleno con espinacas congeladas pero yo encuentro que el sabor de las frescas es cien veces mejor!

lasaña-espinacas-iii.jpg

3. Cocemos las espinacas en agua hirviendo con sal durante 3-4 minutos. Las escurrimos, las pasamos por agua fría y las apretamos bien para eliminar el agua. Este paso también nos lo evitamos utilizando espinacas tiernas porque podemos ponerlas a cocer directamente en la sartén sin necesidad de cocerlas antes.

4. Una vez bien escurridas, preparamos una sartén con un chorrito de aceite y un diente de ajo pelado. Ponemos a calentar y dejamos que el ajo tome un poco de color. Añadimos las espinacas y las dejamos que tomen sabor durante unos minutos. Apartamos y añadimos la ricotta. Mezclamos bien, salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada recién rallada.

5. En un cazo a parte, ponemos el segundo diente de ajo con un chorreoncito de aceite. Ponemos a calentar, dejamos que el ajo tome un poco de color y añadimos el tomate triturado. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego lento durante unos 15-20 minutos.

6. Sacamos entonces la pasta del frigo y la estiramos a mano o a máquina. Yo normalmente no llego a la última abertura, no me gusta demasiado fina; me quedo uno o dos puntos por encima. Si la estiras a mano tendrá que quedar de unos 2 mm de espesor.

7. Cortamos rectángulos de unos 15x20 cm o del tamaño que te venga mejor, depende de las medidas de tu fuente de horno. Preparamos una olla con abundante agua y la ponemos a calentar. Cuando llegue a ebullición añadimos un buen puñado de sal gorda; el agua tiene que quedar sabrosa, no salada.

8. Cocemos por tandas de 2/3 placas la pasta. La pasta estará lista en unos 3 minutos. Sacamos las placas, una a una, y las dejamos escurrir en un paño de cocina limpito.

lasaña-espinacas-vii.jpg

9. Escurrimos la mozzarella y la cortamos en trocidos. Calentamos el horno a 220°C.

10. Ahora podemos montar la lasaña: empezamos poniendo en la base un par de cucharas de salsa de tomate. Ponemos el primer piso de lasaña y encima, cubriendo toda la superficie, las espinacas con ricotta, un poco de salsa de tomate y trocitos de mozzarella. Volvemos a cubrir con la pasta.

11. En el segundo piso ponemos parmesano rallado, espinacas con ricotta y mozzarella. Cubrimos con otra capa de pasta.

12. En el tercero, el resto de las espinacas con ricotta, mozzarella y un poco más de salsa de tomate.

13. Terminamos con una última capa de pasta, cubrimos con el resto de la salsa de tomate y parmesano rallado.

14. Llevamos la lasaña ya montada al horno y dejamos cocer durante 20 minutos. Pasado este tiempo ponemos el grill y la dejamos hasta que esté bien doradita. Servimos inmediatamente!

Buon appetito!

lasaña-espinacas-v.jpg

Nota: con estas cantidades verás que te saldrá mucha más cantidad de pasta que la que necesitarás para montar la lasaña. Esto es así porque preparar menos cantidad de pasta resulta más difícil (para amasar a mano). Yo prefiero preparar más cantidad, estirarla y congelar las placas de pasta sin cocer entre trocitos de papel de horno. De este modo tendré la pasta lista para cocer (directamente en el agua hirviendo sin necesidad de descongelarla antes) para la próxima lasaña!

 

lasaña-espinacas-viii.jpg
Ragú de verduras

Ragú de verduras

Pan de maíz

Pan de maíz