foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Sazonador vegetal

Sazonador vegetal

Esta es una de mis recetas favoritas y una de las que más satisfacción me dan: es fácil, dura mucho, nos permite aprovechar muchos restos de verduras y da un toque realmente especial a todos los platos salados… quién da más?!

Siendo una loca de los cacharros de cocina tengo en casa dos instrumentos que ayudan mucho para hacer este sazonador, pero te voy a contar la receta para que la puedas realizar sin ellos. Estos dos aparatejos son un deshidratador de alimentos que es poco grande pero da muchísimo juego y una batidora de vaso (de esas estilo americano) con la que hago batidos, cremas, harinas de frutos secos y un sinfín de cosas. Todo esto para deciros que si pensáis comprar alguno de estos instrumentos os ayudarán a hacer muchas más cosas que el sazonador vegetal de The Food Mood :-)

La base es la misma que se utiliza para hacer el cubito vegetal casero y de hecho podría servir para hacer un caldo en menos de que canta un gallo. Lo llamo sazonador porque esta receta contiene mucha cantidad de sal y está pensada para utilizar en lugar de esta y para dar sabor a todo tipo de platos, como verduras, guisos de carne o pescado. Si lo que queremos es preparar un cubito vegetal para hacer caldo reduciremos la cantidad de sal a la mitad.

Pero pasemos a la preparación de esta receta que creo que harás una y otra vez ;-)

Ingredientes:
1,5 kg de verduras variadas (cebollas, puerro, cebolletas, apio, setas, zanahorias, calabacines, hinojo, espinacas, tomates, calabaza, col, etc) - lo ideal es que sean ecológicas porque vamos a utilizar toda la verdura, incluso las partes más duras que normalmente tiramos. Podemos añadir también hierbas como perejil, salvia, romero, etc.
350 gr de sal gorda integral
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
1.
Preparamos las verduras, lavándolas muy bien, elimando aquellas partes que incluso después de haberlas lavado no hayan quedado limpias (por exceso de tierra quizás) y troceándolas groseramente.

2. Trituramos por tandas las verduras; esto se puede hacer con una batidora de vaso o con un robot de cocina que disponga de cuchillas.

3. En una sartén bien grande ponemos unas cucharadas de aceite y empezamos a añadir las verduras trituradas. Dejamos sofreir durante unos 10 minutos o hasta que veamos que han tomado un poco de color.

4. Incorporamos la sal a las verduras y volvemos a pasar todo por el robot de cocina hasta obtener una pasta densa.

5. Pasamos la pasta a la sartén de nuevo y cocinamos a fuego medio para eliminar la mayor parte del líquido que se habrá formado. Dejamos enfriar completamente.

6. El siguiente paso se puede llevar a cabo de dos maneras. La primera es con un deshidratador de alimentos. Si dispones de uno de ellos lo puedes utilizar para secar las verduras. Forra las bandejas del deshidratador con papel de horno y crea una capa lo más fina posible con la pasta de verduras y sal. Tendrás que utilizar varias bandejas. Pon a secar a una temperatura de unos 60 °C durante unas 10-12 horas o hasta que veas que está completamente seca.

7. Si no dispones de deshidratador puedes secar las verduras en el horno. Forramos una o más placas con papel de horno y creamos una única capa (lo más fina posible) con la pasta de verduras. Cuanto más fina sea, menos tiempo tardará en secarse. Ponemos en el horno a 180 °C durante 30 minutos. Pasado este tiempo bajamos la temperatura a 120 °C y continuamos la cocción durante 1 hora mezclando de vez en cuando para que la cocción sea homogenea.

8. Pasado este tiempo eliminamos el papel de horno y seguimos la cocción hasta que la mezcla esté completamente seca. Dejamos enfriar completamente.

9. Una vez que se haya enfriado trituramos de nuevo hasta obtener un sazonador en polvo.

10. Lo guardamos en botes de cristal bien limpios y ya está listo para usar.

Notas:
-
Esta es una receta perfecta para aprovechar ciertas partes de las verduras que normalmente no utilizamos como la piel de las cebollas, las hojas más duras de la col o las más verdes y duras del puerro. En vez de tirarlas, yo suelo conservar todas estas partes en el congelador así, cuando veo que tengo una buena cantidad, añado algunas verduras enteras más y hago este sazonador que utilizo a diario :-)

- El sazonador quedará más o menos fino dependiendo de la potencia de tu batidora o robot de cocina. No te preocupes si te sale más gordito, se puede utilizar de la misma manera!

Rollo de ternera al horno

Rollo de ternera al horno