foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

La torta della nonna

La torta della nonna

Si hay algo que me encanta es robar recetas tradicionales; las recetas que se pasan de padres a hijos son especiales y no hay libro de última generación que les gane :-)

Esta receta me la dió una abuela (super joven pero abuela era) hace ya unos años. Nos invitaron a comer a casa de unos amigos y me quedé encandilada con esta torta della nonna o tarta de la abuela.

En Italia es muy usual encontrar en los menús de las trattorie una torta della nonna. Es una de esas tartas sencillas y deliciosas que gustan a todo el mundo. También es una de esas tartas de las que nadie conoce el verdadero origen y de la que, cada familia, tiene una receta diferente.

A mí esta me gusta mucho porque es realmente fácil de hacer, entretenidilla, pero muy fácil y se conserva muy bien en el frigo durante varios días lo que resulta muy útil si, como nosotros, sois dos en casa y no se come "de una sentá".

Es más fácil cuando las temperaturas son bajas porque la masa, con el calor, se vuelve un poco escurridiza pero nada que no se pueda arreglar con algún truquillo....

¿Empezamos?

torta-nonna_ii.jpg

Ingredientes para un molde, desmontable, de 28 cm

Para la base:
350 gr de harina
180 gr de azúcar
100 gr de mantequilla fría del frigorífico
1/2 sobrecito de levadura (o polvos de hornear)
1 huevo entero + 1 yema

Para el relleno:
100 gr de azúcar
50 gr de harina
3 yemas
1 cucharada de extracto de vainilla casero
(haz clic para ir a la receta en el blog)
1/2 l de leche entera
La piel de 1/2 limón ecológico
40 gr de piñones

Preparación:
1.
Empezamos preparando la base. Para ello preparamos un robot de cocina con las cuchillas y ponemos la harina, el azúcar, la mantequilla fría y la levadura. Accionamos y mezclamos hasta obtener una especie de "arena".

torta-nonna_iv.jpg

2. Añadimos el huevo y la yema. Accionamos de nuevo y mezclamos bien. Pasamos la masa a una superficie ligeramente enharinada y empezamos a amasar con las manos. La cantidad de líquido (huevo) depende del tamaño de los huevos e incluso del tipo de harina. Puede ser que necesitemos añadir más líquido que puede ser un poco de la clara del segundo huevo o un poquito de agua. Mi consejo es añadir el líquido muy poco a poco, a veces es necesario solo humedecerse las manos para conseguir una masa lisa, sin grumos y compacta. La masa estará lista cuando los ingredientes estén amalgamados y no se desmigue (sin llegar a resultar pegajosa).

torta-nonna_v.jpg

3. Formamos una bola con la masa y la envolvemos en film transparente. La dejamos reposar en el frigo durante, al menos, 1/2-1 hora o, mejor, durante toda la noche.

4. Para preparar la crema mezclamos en un bol el azúcar y la harina; removemos bien. Añadimos las yemas y el extracto de vainilla y mezclamos hasta obtener una masilla densa.

torta-nonna_vi.jpg

5. Ponemos a calentar la leche con la piel del limón. Cuando esté caliente, sin haber llegado a hervir, la añadimos muy poco a poco a la mezcla de azúcar y harina. Iremos removiendo sin parar para desleir la mezcla sin que se hagan grumos. Cuando hayamos añadido toda la leche, volvemos a poner la mezcla en el cazo y lo llevamos de nuevo a la lumbre.

6. Calentamos la crema a fuego lento-medio removiendo sin parar con unas barillas. La crema estará lista cuando se adense (unos 8-10 min).

7. Una vez lista la apartamos del fuego y la ponemos en un bol para que se enfríe más rápidamente. La cubrimos con film transparente; el film tiene que quedar tocando la crema para evitar que se endurezca la superficie. Dejamos que se enfríe totalmente (ver notas).

torta-nonna_viii.jpg

8. Sacamos la masa del frigo y la dividimos en dos: una de las partes será ligeramente más grande ya que necesitaremos más masa para la base que para cubrirla.

9. Tomamos la parte más grande y la ponemos entre dos trozos de papel de horno. El resto de la masa lo envolvemos de nuevo en el film y lo dejamos en el frigo. Con ayuda de un rodillo estiramos la masa para poder cubrir la base y los bordes de nuestro molde.

torta-nonna_x.jpg

10. Mientras preparamos el molde dejamos reposar la masa estirada en el frigo.

11. Ponemos a calentar el horno a 200 °C. Engrasamos el molde con spray o con aceite de oliva o mantequilla derretida. Espolvoreamos toda la base y los laterales con un poco de harina. Sacamos la masa estirada del frigo y cubrimos la base y los bordes del molde.

12. Rellenamos la base con la crema y repartimos los piñones. Llevamos de nuevo la tarta al frigo mientras estiramos el resto de la masa.

13. Estiramos el trozo de masa que teníamos reservado en el frigo de la misma manera (entre dos trozos de papel de horno. Sacamos la tarta del frigo y la cubrimos.

torta-nonna_xi.jpg

14. Eliminamos el exceso de masa y sellamos bien los bordes formando una especie de cordón.

15. Cocemos la tarta en el horno ya caliente durante 20 minutos. Pasado este tiempo la sacamos del horno y, aún en el molde, la dejamos enfriar completamente.

16. Una vez fría la podemos desmoldar con cuidado (es muy delicada) y la pasamos a un plato redondo. Espolvoreamos con azúcar glas y servimos con fruta fresca.

Notas:
- Esta masa resulta un poco complicada de manejar en los meses más cálidos. Lo mejor, aunque si eso significa alargar el tiempo de preparación, es dejar reposar la masa en el frigo durante toda la noche y volver a meter la masa en el frigo, una vez estirada, antes de cubrir la base y poner la segunda capa de cierre. Trabajar en una habitación con aire acondicionado y con las manos frías ayuda a manejar más fácilmente la masa.

- Las cremas, sobre todo en verano, no deberían dejarse enfriar a temperatura ambiente. Lo mejor para acelerar el proceso es preparar un baño maría frío, es decir, un bol más grande en el que pondremos agua e hielo e introduciremos el bol con la crema teniendo cuidado que el agua no entre. Cuando se haya enfriado podemos conservar la crema en el frigorífico.

- Por último, un truco para llevar la masa de la mesa al molde sin que se nos rompa es enharinar bien la superficie y el rodillo y, con cuidado de no aplastar la masa con el rodillo, enrollarla en este último. Posicionamos el rodillo encima del molde, en uno de los extremos, y desenrollamos dejando caer la masa encima. Si se nos rompe un poco ningún problema, podemos utilizar un poco de la masa que nos sobre para poner un "parche" aquí o allá ;-)

torta-nonna_iii.jpg
Extracto de vainilla hecho en casa

Extracto de vainilla hecho en casa

Punch de fruta de la pasión

Punch de fruta de la pasión