foto-profilo-2_Lres.jpg

Hola

Bienvenidos a The Food Mood.  Historias, recetas y fotos de mi cocina más casera. Espero que la disfrutes!

Trenza vertical con pasta danesa

Trenza vertical con pasta danesa

La pasta danesa es, en mi opinión, una de las pastas más buenas y más agradecidas de la historia mundial de la repostería :-)

¿Crees que exagero? Bueno... puede ser que un poquillo ;-) o ¡puede ser que no!

Por su sabor es una de mis favoritas: me encanta el cardamomo, creo que es mi especia favorita (junto con el haba tonka) en repostería. ¿Qué decir de la mantequilla? da lugar a masas suculentas; y la canela que con el azúcar morena hace una pareja perfecta.

Pero esta masa no es espectacular solo por su sabor... es facilísima y puedo asegurar el mejor resultado hasta a las manos menos expertas.

Han pasado algunos años desde que la hice por primera vez (¡exactamente 9!) y no creo que vaya a dejar pasar otros tantos. Apenas metí las trenzas en el horno la casa se inundó de un dulce irresistible. Oler para creer :-)

Ingredientes para 2 trenzas:
125 ml de leche entera templada (a no más de 30
°C)
50 gr de azucar
7-8 gr de levadura de cerveza fresca (equivalen aproximadamente a un poquito menos de 1/3 de un cubo de levadura de 25 gr
- ver notas al final de la receta)
1 huevo
60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
10 vainas de cardamomo verde o una cucharadita rasa de cardamomo en polvo
La piel de 1/2 naranja de cultivo eco
325 gr de harina de repostería

Ingredientes para el relleno:
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
25 gr de azúcar morena integral
1 cucharadita colma de canela en polvo

Para pincelar y decorar:
1 yema de huevo
1-2 cucharadas de leche
Azúcar glas

trenza-vertical_ii.jpg

Preparación:
1. En un cuenco mezclamos la leche templada (ver notas al final de la receta) y la mitad del azúcar. Removemos.

2. Añadimos la levadura y removemos hasta su completa disolución.

3. A parte, abrimos las vainas de cardamomo y sacamos las semillas de su interior. Molemos con un molinillo o un mortero hasta reducirlas a un polvillo fino.

4. En otro cuenco mezclamos la mantequilla con el resto del azúcar. Esto se puede hacer a mano o a máquina con unas varillas. Incorporamos el huevo y seguimos batiendo. Por último añadimos la piel de naranja y el cardamomo en polvo.

5. A esta última mezcla añadimos la leche con el azúcar y la levadura y seguimos batiendo hasta que los ingredientes estén bien amalgamados.

6. Empezamos a incorporar la harina poco a poco mezclando con una paleta en silicona o, a máquina, con el gancho para amasar. Cuando esté completamente incorporada pasamos la masa a una mesa enharinada y amasamos bien hasta obtener una masa blanda y elástica.

7. Ponemos la masa en un cuenco grande, la cubrimos con un paño limpio y humedo o con film transparente y la dejamos reposar durante un par de horas en un lugar templado al reparo de corrientes de aire. Durante este tiempo crecerá el doble de su tamaño. En verano puede que necesite solo una hora.

8. Pasado este tiempo tomamos la masa, la pasamos a una superficie enharinada y la dividimos en dos partes.

9. Tomamos una de las partes y la estiramos con el rodillo hasta obtener un rectángulo de unos 20x30 cm y unos 2-3 mm de espesor.

trenza-vertical_iii.jpg

10. Preparamos un cuenquito con la mantequilla y otro con el azúcar y la canela en polvo bien mezclados.

11. Extendemos la mitad de la mantequilla por la superficie de la primera trenza y espolvoreamos con la mezcla de azúcar y canela.

trenza-vertical_iv.jpg

12. Enrollamos la masa sobre sí misma por el lado más largo y la cortamos en dos longitudinalmente.

trenza-vertical_v.jpg

13. Veremos que en el interior se han formado una especie de capas; juntamos las puntas de las dos mitades apretando un poco para que no se despeguen durante la cocción.

trenza-vertical_vi.jpg

14. Enrollamos sobre sí mismas las dos partes creando una especie de trenza y apretamos de nuevo las dos extremidades al final de la trenza para fijarlas bien.

15. Formamos la segunda trenza siguiendo el mismo procedimiento.

trenza-vertical_vii.jpg

16. Encendemos el horno a 180 °C.

17. Forramos una o dos placas con papel de horno y disponemos las trenzas separadas un poco entre sí.

18. Batimos la yema de huevo y añadimos 1 cucharada de leche, la mezcla no debe de quedar demasiamo líquida. Pincelamos la superficie de las trenzas y las dejamos reposar durante 20 minutos.

19. Horneamos las trenzas durante 20 minutos. Una vez pasado este tiempo las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Antes de servir espolvoreamos con azúcar glas.

 

Notas:
- si no dispones de un termómetro para alimentos puedes comprobar la temperatura de la leche con un dedo o probándola. La leche tiene que estar ligeramente templada, tienes que notar el calor de forma muy sutil - si la notas caliente, déjala que se enfríe un poco. Si la temperatura es muy alta puede perjudicar a la levadura.

- yo siempre tengo levadura de cerveza fresca en el congelador. En el supermercado se encuentra fácilmente en la zona de refrigerados. Normalmente son cubos de unos 25 gr; yo los divido en 16 partes (más o menos) iguales y guardo estos trocitos en un tupper en el congelador. De esta manera tengo siempre levadura lista para usar (se añade directamente al agua o al líquido que tengamos que utilizar sin tener que descongelarla antes) para mis dulces o panes.

- para esta receta he utilizado 5 trocitos de levadura lo que significa 7-8 gr. La receta original (de un blog al que le tengo mucho cariño) utilizaba 25 gr. Hoy en día he aprendido a utilizar pequeñísimas cantidades de levadura aumentando los tiempos de reposo de las masas. De esta forma la levadura prácticamente no se nota y el producto final es mucho más ligero.

- esta trenza da lo mejor de sí recién hecha :) pero se puede conservar durante varios días en una caja de lata bien cerrada. Si le pones azúcar glas y luego la guardas verás que después de algunas horas, o al día siguiente, la masa habrá absorvido el azúcar. Quizás no estará tan bonita como recién hecha pero seguirá igual de buena!

Canederli o albóndigas tirolesas de pan

Canederli o albóndigas tirolesas de pan

Pestiños, torrijas y roscos de Semana Santa

Pestiños, torrijas y roscos de Semana Santa